Banco Chinchorro: Paraíso submarino

El paradisíaco Caribe Mexicano nunca deja de sorprender por su belleza, quien viene de vacaciones se enamora de cada uno de sus paisajes, Mahahual no es la excepción, rodeado de lugares impresionantes en donde puedes bucear y snorkelear. 

En la costa de Mahahual, se encuentran las aguas cristalinas de Banco Chinchorro, su biodiversidad es tan variada que fue declarado Reserva de la Biosfera en 1996; es la zona de arrecifes más grande de México, mide alrededor de 43 kilómetros de largo por unos 28 kilómetros en su parte más ancha y forma parte del Sistema Arrecifal Mesoamericano, la segunda barrera más grande del mundo que es compartido por cuatro países: México, Guatemala, Belice y Honduras. 

Este lugar es considerado un atolón, una isla coralina en forma de anillo, en la cual, en el centro se forma una laguna con salida al mar, por lo que solamente se puede llegar en lanchas que parten de Xcalak y de Mahahual.

Banco Chinchorro guarda en sus profundidades un cementerio que cuenta con 69 lugares arqueológicos donde hay vestigios de buques y navíos hundidos, estos barcos en el fondo del mar se han convertido en arrecifes artificiales que alojan grandes comunidades de peces y corales. 

En este universo submarino te verás rodeado por tortugas caguama, carey, blanca; delfines, peces, rayas, tiburones gato y hasta cocodrilos, no olviden que si desean ver de cerca a estos seres vivos deberá ser en compañía de un guía experimentado. 

Dentro de esta misma zona se encuentran tres islas pequeñas: Cayo Norte, Centro y Lobos, en donde habitan cocodrilos y tortugas, por lo que, también se recomienda hacer el recorrido con un guía y el equipo adecuado. 

Cabe destacar que en Cayo Norte se encuentra un faro que fue construido en el XIX con la finalidad de guiar a los navíos y evitar que chocarán con la barrera de coral. Sin embargo, se dice que los piratas que aún merodeaban por la zona cambiaban la dirección de la luz, asaltaban los barcos y huían del lugar. 

No pierdas la oportunidad de vivir una gran aventura y de enamorarte de las profundidades del Caribe Mexicano. 

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *